Seguidores

viernes, 20 de diciembre de 2013

Invitación sin decepción.



La decepciones quiebran las gargantas, como tormentas con ansias de descargar su torrente.
Las palabra hieren, causan dolor y evitarlo no se puede, no tanto las de la plebe, pero mucho la de quienes amas y quieres.
Y desciendes hasta el fondo, en un acto de yacer para siempre, sin palabras hirientes.
Rumor y voces calientes de cristales marchitos, envueltas en llamas de unas vidas sin alicientes, el sarcasmo feroz, escupe la ignorancia con fauces entreabiertas, en un intento de sonrisas pintadas, con crueles engaños, buscan la aceptación de los indulgentes.
Alzar sus espadas, con la soberbia, en sus voces delirios de blasfemias e invenciones, desgarrando despacio con zarpazos, mortíferas garras en las sombras acechantes, para teñir sus propósitos con la sangre de los inocentes.
¿Y si se pensase o por último se desease, convertirlo en un sueño, que dijese? :
¡Amor poderoso, el del Mar, las estrellas y el alba, esos besos y las caricias de unas manos blancas, la paz y el sosiego de una noche en calma,
detente mundo y no sumas la vida en un ocaso profundo,
que la presencia del Amor, se materialice y salve la lenta agonía de esta vida, zaherida por esos cristales marchitos, que espante a la muerte,
que espera impaciente, sumida en el hastió,
que las risas, alejen el llanto, las caricias el sufrimiento, y que el clamor de unos besos, fraternales o apasionados, sean totalmente sinceros,
que en los ojos este el destello último y  el amor sostenga, la esperanza,
que, con el alba en las manos, el eco solo pronuncie ¡ Te quiero, te amo haciendo de ello, una unidad…absoluta!


Mª José Ferrer González.
® Reservado todos los derechos de su autor.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Tú mi Poema.


Te he amado como nunca pensé,
a mi llegaste de forma sigilosa,
apoderándote de mis sueños,
 poco a poco como el cielo,
silencioso, te adueñaste de mi, de todo
los más puro  y hermoso.

¡ Mis ilusiones, mi sentir,
mis ojos, ya solo por los tuyos veían,
ya solo en tus palabras creían!
bajos tu dominio,” solo bajo el
deje de ser yo”, para ser contigo.

 Como una sombra llegaste,
donde la luz solo es como una leve caricia
me acercaste al cielo, pero solo fue un verso
dormido, entre sueños dulces y amargos

¡Como la aurora difusa, el mar agitado
el viento que iracundo golpea, en el vano intento,
de romper tu impasividad, ese hielo, esas sombras
y así, acercar tu corazón a la tibieza
que tuviesen mucho de nubes blancas y poco de dureza!

Ya solo puedo decir.
¡Te he amado más allá del amor que
 que se conoce, hasta el límite de mi
existencia
te hice eternidad más allá de los sueños

Y con puro amor
viéndote con los ojos del alma, desperté el verso
para convertirte en …mi poema!


Mª José Ferrer González
.® Reservado todos los derechos de su autor

lunes, 9 de diciembre de 2013

El Poeta.


Como estrella rutilante, que  a la luna acompaña.

Como nómada que en la noche oscura,
por el desierto cabalga.


Como el amanecer,  busca la luz pérdida,
Iluminando con timidez, breves rincones,
del alma
 el sol tibio, acompañado de la brisa se insinúa,
despidiendo el alba.

¡Bajo el fulgor de las antorchas, sueña,
encontrar la verdad! ¿No la del filósofo,
no, la experiencias de otros entes, vividas?

¡Con las alas, extenuadas, abatidas, en la arena yace,
remolino de dudas, laceran su interior,
como, mar embravecido, rompe contra su boca
ese dolor, busca con sumisión, la serena conclusión,
que le devuelva luz a su vida!

¡Ay!  El poeta elevo su voz, nadie comprendió,
el debatir de su alma, se quedo en algún lugar,
de la existencia humana, ya solo busca la luz de la luna,
su siempre, fiel, secreta y amada…aliada.

Mª José Ferrer González.
® Reservado todos los derechos de su autor.



martes, 3 de diciembre de 2013

El alma soñó.

Esta noche a solas el alma sueña, el cuerpo lejos queda
callado, duramente ve, como lo reclama la tierra,
ocaso sin nombre, cielo y luna, donde una vez, unas alas
se quebraron, por intentar coger una estrella, las palabras
son las alas, son la vida, el corazón del poeta, las nubes, recogen
su lamento y su pesar, por esas alas que no volverán…

¡Voces se oyen, entre el mar y el cielo, enfadadas miran al horizonte,
esperando leer los versos, prosas y letras, volver a ver las alas del poeta!
La luna se esconde, la noche se vuelve oscura, ya no brillan las estrellas,
Y el poeta se pregunta ¿quedara en el recuerdo, alguno de mis poemas?

En ellos, quiso y dio, lo que su alma sentía, el amor de lo sagrado, con un afán incierto, hizo suya la luna y el cielo, con los ojos heridos, quiso coger una estrella, para adorarla.
El poeta conoce, ama, sufre, llora y peca, porque tiene alma.
La luna quiere, que despierte y esa adorada estrella, un beso deposita en sus labios, con tranquila calma.
Quizás para que siga haciendo versos o porque no quedan, palabras
ya, tan solo contempla con lagrimas sencillas,
una rosa negra, sobre su escrito y la blanca arena…


Mª José Ferrer González.

® Reservado copyright.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Corazones vacíos.


Madrugada  que acongojas mi corazón,
con sueños que ya no son, pararlos quisiera,
que terminase está desazón, que el descanso perturba,
hiela la risa, mata y decepciona, con su cruel realidad,
y mi alma lacera con inmenso dolor.

Si pruebas de la vida son, con seguridad que la talla he dado,
con coraje y valor, he seguido.

La razón de mi mente consecuente es, pero no así mi corazón,
¡Tonto y necio! Y me digo: ¿Si por otro pudiese cambiarlo?
Nacer de nuevo, deseo vano, conservando la memoria, para,
no olvidar los desmanes de los corazones vacíos, que tanto dolor, infringen,  ir espantado de mí camino, sin iras, ni rencor, semejantes, desatinos, que en mi rostro brille la sonrisa de nuevo y en mis sueños el sosiego, los despertares de las mañanas alegres y tranquilas.

¡Yo te entrego, yo te doy, un corazón lleno, todo lo que tengo y soy,
como amiga, como amor y como persona, nada pido, nada exijo,
¿Por qué darme a cambio corazones vacíos?

…no me deis castigo.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Viento de sentimientos.


Como el viento furioso, a la deriva voy,
las sombras de la noche, por compañía,
eterna fugitiva de mi misma, del pasado,
 del presente, de la misma vida,
observo el azul  donde convergen,
los sueños muertos y las ilusiones,
como frágiles cristales rotos se esparcen,
descuartizando impíamente la piel del alma.

Me hallo entre los escombros que inician,
un viaje sin fin al infinito.

Y en esta absurda búsqueda, el viento se presenta,
como enemigo, y en el camino observo jirones de sentimientos,
que nada tienen que ver con los míos.
Son el reflejo que me hacen recordar, que soy mortal,
imperfecta como tal, y que en esos sentimientos,
que duda cabe que hay retazos… de los míos.

Carmen Marina Santana Y
Mª José Ferrer González

.® Reservado todos los derechos de su autor.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Mi caballo blanco.


Sueños inquietos  me llevan a amaneceres tempraneros, alazanes negros que recuerdan el  pasado y el presente del futuro incierto
Y en la noche oscura escribiendo, sigo quitándole tiempo al tiempo mi corazón le dicta sin prisas a mis dedos, y yo aprendiz de poemas y versos intento plasmar con cautela, porque solo así viva me siento.

Recuerdo  mi niñez, los brazos protectores de mis padres espantando mis miedos, las inquietudes de mis sueños, con sus cantos me devolvían al placido descanso, calma quieta, voz callada, solo sus brazos y el canto de una nana, cual princesa en mi caballo blanco galopaba, soñando alcanzar la luna que tanto me gustaba.

¡Hace tanto tiempo que se fueron y sin embargo aun siento sus abrazos! aunque ya no me retornen al placido descanso, ni sea esa princesa, ni oiga sus cantos, y la luna mi aliada, como si el tiempo no hubiese pasado.

Las asignaturas de la vida, los miedos y los quebrantos, sola he ido aprendiendo, como pude los fui espantando, no sin sufrimientos y llantos, sin abrazos protectores ni caballos blancos.

¡Hoy toca librar otra batalla, las inquietud y la incógnita me acompañan! quitándole tiempo al tiempo casi estoy en la antesala, con la armadura que todo lo pasado me regalo, pero yo sé que solo por fuera luce y que en verdad no sirve de nada, solo el cariño y el amor ganan a lo desconocido, no existen guerras ganadas a la vida, con armaduras inventadas.

La fe, el cariño de la amistad, del amor, y mis recuerdos me acompañan ¡buen ejército aunque estén en la retaguardia!

¡Ya amanece, los alazanes negros de mis inquietudes dan paso a la princesa que con los abrazos de sus padres en su caballo blanco galopaba! sin miedos, preparada, ya tan solo habla el viento de la mañana y en la lejanía una…nana.


Mª José Ferrer González.
® Reservado todos los derechos de su autor

domingo, 27 de octubre de 2013

Claro de luna.



He besado en secreto, unos labios como fuego,
y acariciado una piel, suave como el terciopelo,
me han mirado unos ojos, totalmente enamorados,
ganando en cada acción, un poco del universo,
para seguir contemplando la luna, cada noche.

En un destello de luz y vida que arrebatamos a la muerte,
las estrellas con mis manos he tocado, mientras la suave música,
de un “ Claro de luna” a soñar me ha invitado, arrastrando mis pasos a ella me he entregado en las horas más profundas de la noche y así,
el alba ha llegado, rompiendo la magia, con la realidad terrenal, fría y helada, donde la razón se impone.
De mi sueños con lagrimas en las mejillas he despertado, aguardando de nuevo las horas más profundas de la noche, para encontrar de nuevo ese destello de luz y de vida, burlándome de la muerte ¡Ya no es lo mismo! ya mis sueños se realizaron,  arrancare jirones de vida para morir, besando, morir amando con el alba aprisionada en las manos.
¡No en vano en secreto unos labios como fuego he besado y  unos ojos,
me han mirado, totalmente… enamorados ¡


Mª José Ferrer González.
® Reservado todos los derechos de su autor.

martes, 1 de octubre de 2013

El alma soñó.


Esta noche a solas, el alma sueña, el cuerpo lejos queda,
callado, duramente, ve, como lo reclama la tierra,
ocaso sin nombre, cielo y luna, donde una vez unas alas,
se quebraron por intentar coger una estrella, las palabras,
son las alas, son la vida, el corazón del poeta, las nubes, recogen,
su lamento y su pesar, por esas alas que no volverán…

¡Voces se oyen, entre el mar y el cielo, enfadadas, miran al horizonte,
esperando leer los versos, prosas y letras, volver a ver las alas del poeta!
La luna se esconde, la noche se vuelve oscura, ya no brillan las estrellas,
Y el poeta se pregunta ¿quedara en el recuerdo, alguno de mis poemas?

En ellos, quiso y dio, lo que su alma sentía, el amor de lo sagrado, con un afán incierto, hizo suya la luna y el cielo, con los ojos heridos, quiso coger una estrella, para adorarla.

El poeta conoce, ama, sufre, llora y peca, porque tiene alma.
Las luna quiere, que despierte y esa, adorada estrella, un beso deposita, en sus labios, con tranquila calma.

Quizás para que siga haciendo versos o porque, no quedan palabras,
ya, tan solo contempla, con lagrimas sencillas,
una rosa negra, sobre su escrito y la blanca arena…


Mª José Ferrer González.
® Reservado copyright.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Mil veces.



Te lo dije mil veces y te lo vuelvo a decir,
no te fíes de lo que dicen por ahí ,
la luna no tiene novio, ni ningún,
desliz, fiel te esperara, hasta morir.

De ti se enamoro, su luz te alumbro,
en esas noches oscuras en las que tu,
con el corazón y alma, sumida en el llanto,
le solías decir…

¡Luna no me abandones, no te olvides de mí,
dame ese abrazo, hazme feliz, tu luz es mi guía,
ya no se caminar en noches oscuras sin ti,
no, no, que no llegue el amanecer, que al,
no verte, me siento morir!

Y la luna triste y sola sufría por verte así,
¡Ay,  que diera por poder bajar, hasta ti,
abrazarte muy fuerte y calmar tu sufrir!

Te lo dije mil veces y esta noche te lo vuelvo a decir.
te esperara hasta, morir, no tiene novio ni ningún desliz.

Bella y radiante, el lo más alto brilla, con destellos,
de pena, noche tras noche, asoma, solo, para contemplarte.

¡Mírala!  Luna, quisiera calmar esa pena, que te invade,
y no te deja...vivir.


Mª José Ferrer González.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Otoño y Luna.



Contemple el amanecer, en todo su esplendor,
el trinar de los pájaros felices, me acompañaban,
mar sereno, a pasear la playa invitaba,
pero ¡tú, no estabas!

El cielo azul ya se dibujaba, anunciando un esplendido día,
mientras poco a poco, el otoño su lugar ya ocupaba,
la caída de las hojas se anunciaba, la alegría del verano,
se marchaba.
Hasta el trinar de los pájaros, era distinto, tan contentos,
ya, no cantaban.
Aun así, a soñar también invitaba, paseos gratos, por las playas,
y llego la noche, la luna en todo esplendor estaba y con su luz el mar iluminaba, para luego coqueta mirarse ¡ pero qué guapa estabas!

Sentada, la miraba admirada, que belleza, que luz irradiaba ¡luna nueva,
luna brava, el otoño también le gustaba, aunque más de una vez, nubes la ocultaran  y su luz taparan! ”Primavera, verano, otoño e invierno”
¡La luna siempre estará enamorada!

Por ello, siempre me acompaña,
el mar sereno, en esa noche a pasear, invitaba , mientras, tu, con tu luz, mi paseo iluminabas.

¡Que pasen las estaciones, tu siempre, estás en mi,
eres mi eterna compañera, la más bella, la más deseada!

¡Bienvenido Otoño, me acompaña mi eterna  aliada, siempre enamorada,
sin importar las fases, ella de mi no se separa, porque su luz y belleza están,
en mis retinas, mi corazón, eternamente… en mi alma.



Mª José Ferrer González.

® Reservado copyright.

martes, 17 de septiembre de 2013

Maravillas.

En el horizonte, azul, turquesa, en la mitad,
verde esmeralda, arena blanca e intensa.

Palmeras adornaban,
esa maravillosa, playa,
de blanca arena y a su, sombra se cobijaban, los,
besos y caricias, de corazones, que se amaban.

Contigo en mi pensamiento,
echadote de menos, adorándote ¡ Esa maravilla a mis ojos se, engrandecía, tanto que por mis mejillas,
resbalaron dos lagrimas, mis
ojos, con esa maravilla, se unieron, mientras te recordaba y con pasión, 
mis dedos, describían, 
el mar, la arena, el cielo,
y tu cara, tanta belleza, 
contemple, que de mi,
alma y para ti, salieron, 
estas palabras, maravillas,
hay, 

 pero esta me,
conmovió hasta...el alma.             



Mª José Ferrer González.
® Reservado todos los derechos de su autor


sábado, 7 de septiembre de 2013

Reflexión.:Posiblemente Yo.


No llamo al recuerdo, pero le pertenezco,
ni al miedo, pero de vez en cuando me paraliza,
ni al desamor, pero me acompaña,
no quiero pensar, pero no puedo evitarlo,
no busco el llanto, pero lloro.

Sé que la tristeza no es buena amiga, pero se empeña,
y en ocasiones es mi mejor aliada.

Sé que al enamorarse, se idealiza, pero,
amar es sentirse viva.

Sé que amistad, es más que una palabra,
es, ser ese hombro, que sirva de apoyo,
esas manos abiertas, llenas de consuelo,
ese corazón que lata a compás,
es, abrazar y trasmitir cariño,
es errar y perdonar, no cabe la maldad,
¿O ese sentir, es solo mi necesidad?

Sé que no es fácil, pero intento que no sea difícil,
aunque en mi camino, muchas cosas se quedaron ya.

Tengo días buenos y también malos, pero nunca,
quién soy y de donde provengo, puedo olvidar.

Sé que cometo errores,
que me equivoco y en ocasiones decepciono,
pero quien ¿puede eximirse de ser humano?

Quiero aprender, crecer interiormente.
y así realizarme poco a poco como persona.
¡La perfección no busco, ni existe ni creo,
en ella!

Quiero dar lo bueno y desechar lo malo.

¡Seguir contemplando las puesta de sol,
la luna, en una noche estrellada,
escribir junto al mar, mientras escucho a las olas,
hablarme del amor, embravecidas, como enfadadas,
otras, serenas y enamoradas!

También se, que me enamore, con el alma,
que ame y posiblemente fui amada,
que por ese amor, sufrí el engaño,
la burla y el escarnio, anhele, soñé, sufrí y llore,
pero puedo decir ,todo eso no mermo mi amor,
aunque fuese la persona equivocada.
¿Quizás la equivocación fui yo?

No creo en la causalidad, por ello,
nada es por azar, de ello el destino se encarga,
¡eso si, hay que ayudarlo, que solo se cansa!

Se de soledad y hasta he llegado a pensar, que ya no, queda
amor para llenar mi interior, cuando nadie se tiene,
en la vida, el amor de mis padres, verdadero y real,
ellos entre los vivos ya no están.

En ocasiones, el silencio es mi compañía,
la que me abraza, me consuela y me hace,
escribir, lo que mi interior lleno, intenta,
entregar,  amistad,
amor, cariño ,
a veces lo haga muy mal, pero me empeño,
en hacerlo mejor, ni guardo rencores, ni se,
odiar, ni quiero esos sentimientos en mi albergar.

Porque ni soy más ni menos, tan solo una persona,
imperfecta, que cree en el bien, en ese amor,
que en nuestras vida debería por siempre imperar.

Y como dice la gran Estrella Morente, en una de sus canciones...
“Yo no tengo miedo a la muerte, porque morirse es natural,
tengo miedo a las cuentas que a Dios le tenga que dar”


Ni mejor ni peor, ni certera ni equivocada,
seguramente, sea un error.
O nada más… ¡Posiblemente Yo!


Mª José Ferrer González.

® Reservado copyright.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Danza de amor.



Caballo prieto azabache,
que galopas en busca de tu amada,
por la orilla de la playa.

Con tu crin al viento,
las olas rompen en tus patas,
tu sensación de libertad,
de amor por esa yegua,
es tanta, que en tus ojos grandes,
y profundos  vislumbra tu alma,
enamorada.

¡Galopa caballo, corre a su encuentro
que ella también, te espera y te ama, danzando sobre la arena,
por la luna iluminada!   ¡Ay esa yegua enamorada!
ya a su lado estas, te sumas al baile de tu amada,
en ofrenda a ese amor que os junto, en esa playa.

¡Qué belleza, que linda danza, el mar, la luna,
contemplan vuestro amor, vuestro encuentro,
y las estrellas os cubren con un manto de esperanza!
Y es que el amor aparece en todas las especies,
sin credo, sexo ni raza.

¡Caballo prieto azabache, danzad, bailar y enseñar a los humanos,
desde vuestra nobleza como se…ama!


sábado, 10 de agosto de 2013

Cara a Cara.

Poco a poco te apoderas más de mí,
día a día me vas consumiendo,
no te tengo miedo, se que es natural,
pero como buen guerrero, seguiré ,
plantádote cara.

A solas tú y yo, frente a frente,
mi corazón sabe que ganaras,
siempre vences, por ello todos,
hemos de pasar, pido no sentir,
como mi cuerpo se debilita,
mi risa se congela, mis ilusiones,
se desvanecen y como mis sueños no,
cumplidos el aire, se llevara.

Ese es nuestro,
secreto, pero estas haciendo que,
se note y ya secreto no será, desde,
tu antesala, me meto en mis recuerdos,
donde contemplo, mis equivocaciones,
que lógicamente, no supe evitar.

Y viene a mi mente, el sufrimiento,
el daño de los demás, esas lanzas clavadas,
que tanto me hicieron pasar, no he sido ni mejor,
ni peor, solo una persona mas, ¡ay! Si fuese
posible rectificar, volver hacia atrás,
no solo por mi, también por quienes ,
no quieren, saber, que lanzas no se deben, usar,
que mucho daño, pueden causar, ¿ para que tanto dolor?
desharía, lo que hice mal, dejaría lo bueno,
que también lo hubo ¡ Imposible! pero no por,
ello se ha de dejar, de desear.

Solo acierto a decirme, que si la conciencia,
existe en todos ¡ cuentas nos pedira!

¿Porque tanta falsedad, tanto dolor,
si en cualquier momento tú puedes llegar,
llevándonos a tu reino de oscuridad?

Mejor seria solo amar, querer de verdad,
sin guerras, sin hambre, sin más objetivo,
que un mundo donde imperara la paz.

Hay cosas en las que si te voy a ganar,
que en mis retinas no dejan de pasear,
y en mi corazón eternamente se quedaran,
¡las puestas de sol de un amanecer,
junto al mar, la luna en ese cielo estrellado,
que tantas veces me invito a soñar,
la autentica y buena amistad,
tantas cosas, que conmigo están!

Y cuando me cojas de la mano,
para dar ese paseo sin regreso,
en mi seguirá la imagen de mi alma,
enamorada.
Sus ojos, su imagen, su voz y su cara.

De alguna forma en algo te abre ganado,
aunque como es natural, nadie gana esta,
…batalla.


lunes, 22 de julio de 2013

Si Pudiese.

Si pudiese retroceder en el tiempo,
mis valores serian los mismo,
amaría con igual intensidad,
seguiría soñando con un mundo,
mejor, donde hubiese más humanidad,
pero mi corazón protegería ante la maldad,
la hipocresía y la falsedad.

Pero, he aquí que no es posible tamaña,
necedad, lo que viví, lo que pase,
nadie, me lo quita ya, con miedo,
avanzo, ante un presente incierto,
porque de futuro, mejor no hablar.

¡Que bien iría el mundo, con más,
amor, cariño, comprensión, sin maldad,
tan solo es necesario, más humanidad,
pero no de la que se pregona, si no de,
la de verdad!

Tengo mil defectos y algunas virtudes,
no soy perfecta, como es natural,
pero nunca el daño haría, aunque sea,
el deporte mundial.

Y si alguna vez lo hice, ni fui consciente,
ni seguro, con maldad, ni el odio, ni el rencor,
en mi se encuentran, solo hace daño,
a quien lo siente y a nadie más, en esta,
tesitura, en la que me encuentro, solo puedo,
añadir, que no es cierto, que sea tan fácil,
seguir con un corazón herido, ni el daño,
olvidar, pero ¿ que, queda? si no el día a día,

hasta que ni eso quede o diga…Ya.

viernes, 5 de julio de 2013

Si me pidieras.


Si me pidieras, que te esperara,
lo que de mi vida quedara,
lo haría, sin dudar, sé que,
desear tus besos, tus caricias,
leer tus escritos, me harían soñar,
con ese día, en que se hiciera,
realidad.

Si por el contrario, me pidieses,
que te olvidase, si me dijeses,
no te “amo “nada fue verdad,
solo una variación habría, con esperar.

Si te esperase, dejaría la vida, posiblemente,
sin que ese sueño se hiciese realidad,
pero dulcemente, con el corazón,
enamorado y esa esperanza me acompañaría,
inclusive hasta el más halla.

Si no me amases, si nada fue verdad,
dejaría la vida, ¡si! con la pena de tu,
extravío, el corazón dolorido, los sueños,
rotos, sin el rostro sereno, con la amargura,
en los labios, por esos besos que no te pude,
dar.

¡Pero mi amor por ti, seguiría en mí,
más allá de la eternidad!

Olvidarte…jamás.

Mª José Ferrer González.
® Reservado todos los derechos de su autor

lunes, 24 de junio de 2013

¿Porque te quiero?



¡Te quiero, si te quiero!
con el corazón, con lo sentidos,
con mis versos.

Por ello te regalo mis besos,
mis ilusiones y mis sueños.
Contigo, me fundiría en puro fuego.

¿Y porque te quiero?

Las cosas del querer,
no tienen, ni razones, ni consuelo,
ni credo, ni raza, ni sexo.

Pero te quiero, por eso te invito,
ha coger una estrella, ha tocar el cielo,
coje mi mano y no tengas miedo.

Piensa solo que te quiero, más allá,
de la dudas y los complejos.

Te quiero si, te quiero.
¡Contigo mi vida, para siempre,
no hay mujer más bella ni deseada,
por mi corazón, por mi cuerpo!

¡Ay! Te quiero si, te quiero.
aunque la vida se acabe y se borre… el cielo!



viernes, 21 de junio de 2013

Me Faltas Tú.



Contemple el amanecer en todo su esplendor,
pero en el faltabas tú.

El trinar de los pájaros felices, me acompañaban,
pero faltabas tú. 

Mar sereno, a pasear la playa invitaba,
pero faltabas tú.

El cielo azul ya se dibujaba, anunciando un esplendido día, 
pero faltabas tú.

Gente paseando, ¡entre ellos con el pensamiento te buscaba!
¡Ay! Inútil búsqueda, solo en mi corazón, en mi alma estabas.